http://www.one.org :: Blogger Planeta Tierra: June 2010 :: CT Blogger Planeta Tierra

 

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Tuesday, June 29, 2010

Tortugas quemadas, más fugas en el pozo e inseguridad económica en el Golfo

Bolsas de algas mezcladas con restos de petróleo en la playa Gulf Shores, Alabama. ©AP Photo/Jay Reeves.

La fuga en un pozo petrolero que está inyectando miles de barriles de crudo por día en el Golfo de México continúa, y este desastre ambiental -el peor derrame en la historia de Estados Unidos- todavía está lejos de su fin.

Durante la última semana, el sistema de contención que había sido instalado con moderado éxito por la empresa BP -responsable por la perforación que llevó a esta catástrofe- tuvo que ser removido por un período de tiempo cuando un robot chocó con la estructura y la desactivó. Aunque, de acuerdo a estimaciones del gobierno de Estados Unidos, la misma estaba conteniendo sólo el 50% de la fuga.

La vida silvestre sigue siendo profundamente afectada por el derrame, e incluso a niveles que no es posible ver en forma directa. Indica The Christian Monitor que muchos animales afectados por el crudo podrían estar hundiéndose antes de ser descubiertos, y que el comportamiento de animales podría estar modificándose a causa del petróleo. Por ejemplo, se encontró que los tiburones y rayas están más cerca de la costa a medida que el crudo se acerca.

En la misma línea, un reporte del diario Los Angeles Times develó que tortugas marinas y otros animales están siendo quemados en incendios controlados en el océano.

Cuando el clima está tranquilo y se encuentran zonas donde el crudo está en la superficie, se realizan incendios para evitar que el petróleo llegue a la costa. Lamentablemente, las corrientes oceánicas que crean estas zonas son las mismas que crean concentraciones de algas sargassum, donde se encuentran numerosas formas de vida marina, especialmente tortugas marinas. Y cuando se realizan los incendios, muchas veces la vida silvestre es quemada con el crudo.

Mientras en Louisiana un ciudadano filmó cómo 'llovía petróleo' en su pueblo (aparentemente, por la evaporación del crudo, aunque no está confirmado), BP se encuentra atravesando problemas financieros que podrían poner en duda su capacidad para lidiar con este desastre. La empresa anunció que los costos de los intentos de limpieza y las compensaciones a ciudadanos ya le costaron 2,35 mil millones de dólares, noticia que hizo caer a sus acciones al valor más bajo en 14 años, causándole una pérdida adicional de 100 millones de dólares (Reuters).

Finalmente, el petróleo ya llegó hasta Florida, donde más de nueve millas (14 kilómetros) de playas pristinas se vieron cubiertas de negro por el crudo, según CNN.

Es incierto cuándo vaya a apaciguarse el desastre, ya que el derrame sigue volcando crudo al océano. Tampoco es seguro cuándo estén listos los pozos de alivio (se estima que para agosto), que podrían parar la fuga. Lo único cierto es que todavía no se han visto todas las consecuencias de esta catástrofe.

Más sobre el Golfo:

Share |

Trabajar menos, ¿la solución a los problemas del planeta?

Trabajar menos y mejor, una posible solución a la distribución de la riqueza. Imagen ©Office Now.

No, no se trata de un sueño. Un grupo de pensamiento de origen inglés argumenta que una semana de 21 horas laborales de hecho podría ser una solución a muchos de los problemas ambientales y sociales del planeta.

Se trata de la Fundación para una Nueva Economía (NEF, por sus siglas en inglés), que lanzó un informe denominado 21 horas, Por qué una semana laboral más corta nos puede ayudar a todos a florecer en el siglo XXI. En él se explica de qué forma reduciendo las horas de los sobre-empleados se puede distribuir mejor el ingreso y lograr mayor bienestar para la población.


"Muchos de nosotros estamos consumiendo muy por encima de nuestras posibilidades económicas (léase endeudándonos) y más allá de los límites del medio ambiente, y aún así no logramos sentirnos mejor. Mientras tanto, otros sufren de pobreza y hambre", señala el estudio de NEF.

"Avanzar hacia una semana laboral mucho más corta podría ayudar a romper el hábito de vivir para trabajar, trabajar para ganar, y ganar para consumir. [...] Mientras tanto, una semana de 21 horas podría ayudar a distribuir mejor el trabajo pago en forma más equitativa a través de la población".

La premisa es simple: las personas que trabajan de más, con una semana laboral más corta podrían reducir el stress y mejorar su calidad de vida, ganando tiempo para vivir en forma más amigable con el planeta y concentrarse en valores emocionales y no materiales (practicando un consumo responsable).

A su vez, aquellas horas recortadas podrían ser cubiertas por personas hoy desempleadas, que ganarían un ingreso, repartiendo de esta forma la riqueza en forma más equitativa.

El estudio indica incluso que esto podría lograr una economía más robusta que no se sostenga en el crédito, pero reconoce que se trata de una idea que debería ser aplicada paulatinamente. Desde NEF indican que el documento intenta promover la discusión para avanzar a esta nueva realidad.

Se trata de una idea simple pero realmente interesante. Si bien una implementación masiva y a niveles oficiales se vuelve algo complicada, ¿no podríamos cada uno comenzar a intentar reducir horas para dejar a otros la posibilidad de tener trabajo? ¿Dejar de 'vivir para trabajar, trabajar para ganar y ganar para consumir' y comenzar a trabajar para vivir? Temas que más allá de decisiones oficiales, dan para el pensamiento y la acción individual. ¿Qué opinan?

El informe completo: 21 hours Why a shorter working week can help us all to flourish in the 21st century

Share |

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player